APLICANDO LAS NORMAS NIIF® PARA EL CIERRE DE ESTADOS FINANCIEROS 2021: EL IMPACTO DEL COVID-19 EN EL USO DE ESTIMACIONES Y LAS REVELACIONES EN NOTAS

APLICANDO LAS NORMAS NIIF® PARA EL CIERRE DE ESTADOS FINANCIEROS 2021: EL IMPACTO DEL COVID-19 EN EL USO DE ESTIMACIONES Y LAS REVELACIONES EN NOTAS

APLICANDO LAS NORMAS NIIF® PARA EL CIERRE DE ESTADOS FINANCIEROS 2021: EL IMPACTO DEL COVID-19 EN EL USO DE ESTIMACIONES Y LAS REVELACIONES EN NOTAS


 

 

El año 2020 fue testigo de la crisis económica más extrema del siglo XXI. A diferencia de las recesiones ocurridas en las dos últimas décadas, esta crisis es el resultado de una pandemia provocada por el coronavirus (COVID-19). Para la mayoría de las entidades, operar en un entorno económico desafiante, en medio de una mayor incertidumbre, se ha sumado a la complejidad de reportar el impacto del COVID-19 en sus estados financieros.

El presente artículo se basa en las opiniones de un panel interdisciplinario sobre ‘Aplicando las Normas NIIF®: el impacto del COVID-19’ llevado a cabo en la Conferencia Virtual de la Fundación IFRS.

El panel exploró los desafíos que enfrentan: las entidades al preparar sus estados financieros, los auditores al auditar dichos estados financieros, y los inversores al tomar decisiones basadas en la información reportada.

HACIENDO ESTIMACIONES EN MEDIO DE LA INCERTIDUMBRE E INCORPORANDO EXPECTATIVAS CAMBIANTES

El panel discutió algunas preguntas sobre la preparación, la auditoría y el análisis de las estimaciones en los estados financieros en un momento de mayor incertidumbre.

¿Qué significa un futuro incierto para hacer estimaciones en los estados financieros?

Los entornos inciertos hacen más desafiante la estimación de varios elementos en los estados financieros para las entidades. Por ejemplo, la administración utiliza proyecciones de flujos de efectivo futuros al realizar pruebas deterioro de activos no financieros como plusvalía (goodwill); reconocimiento y medición del deterioro de activos financieros; evaluar si continuar con la hipótesis de negocio en marcha es apropiada en la preparación de los estados financieros; y medir el valor razonable de los activos financieros.

Con gran incertidumbre sobre el futuro, la gerencia puede encontrar que hacer algunas de estas estimaciones puede ser más desafiante que en otros años.

¿Cuáles son algunos desafíos asociados con las expectativas cambiando frecuentemente?

Un alto grado de incertidumbre en el ambiente de operación de una entidad es probable resulte en una mayor frecuencia de cambios en las expectativas de la gerencia acerca del futuro. Los cambios en el entorno externo (por ejemplo, nuevas medidas de confinamiento o una relajación de tales medidas) es probable que motiven actualizaciones en los planes de operación de la gerencia.

Los cambios frecuentes en las expectativas también crean una mayor demanda de los usuarios para obtener información actualizada. La gerencia y los auditores pueden sentirse preocupados al preparar y auditar los estados financieros en tales circunstancias.

Los miembros del panel señalaron que el aumento de la incertidumbre no es una razón para “congelar” las estimaciones a las del período anterior (antes del COVID-19), y que, a pesar del entorno difícil, las estimaciones aún necesitan ser actualizadas.

Los miembros del panel señalaron que la gerencia debe apropiarse de las estimaciones utilizadas en los estados financieros, y que la gerencia tiene procesos robustos para proporcionar evidencia y bases apropiadas para estas estimaciones.

El siguiente cuadro muestra un enfoque esperado al incorporar las expectativas cambiantes por el COVID-19 en los estados financieros:

 

¿Los reguladores y auditores terminarán utilizando posteriormente un enfoque retrospectivo para cuestionar las estimaciones que fueron hechas por la gerencia?

La revisión sólida y oportuna de los directivos de la entidad, así como de los auditores externos, es necesaria y saludable; sin embargo, la gerencia puede estar preocupada por ser cuestionada en retrospectiva meses después.

Los reguladores mundiales de valores han emitido una declaración reconociendo que no es incorrecto utilizar información potencialmente imperfecta en la preparación de los estados financieros, siempre que la gerencia utilice la mejor información disponible para emitir juicios bien razonados y fundamentados.

Los miembros del panel señalaron que la mejor manera para que la gerencia evite ser cuestionada es tener un proceso sólido para desarrollar supuestos que incluya una revisión y discusión oportunas tanto internamente (por ejemplo, por el comité de auditoría) como externamente (por los auditores).

¿Qué información sobre los supuestos una entidad debería considerar para revelación en los estados financieros?

Revelar cuando fuera relevante:

  • supuestos claves utilizados;
  • cambios en los supuestos desde el último período de informe;
  • el impacto de los cambios en los supuestos desde el último período sobre el que se informa sobre los montos en los estados financieros;
  • el uso del juicio (por ejemplo, otros supuestos que la gerencia consideró y los motivos por los que optó por no utilizarlos); y
  • sensibilidades a los supuestos clave.

¿Qué pasa con el riesgo de que los resultados reales puedan ser diferentes de las estimaciones?

Algunos emisores de normas nacionales han intervenido para proporcionar orientación no autorizada para ayudar a las entidades a desarrollar sus mejores estimaciones; con una mayor necesidad de información por parte de los usuarios, los emisores de normas también recuerdan a las entidades que revelen sus supuestos.

Los miembros del panel señalaron que un resultado real que difiere de una estimación es probable en momentos de mayor incertidumbre y no significa que la estimación haya sido un error. El panel también destacó la importancia de actualizar y revelar los cambios en los supuestos clave o revelar la continuidad de los supuestos antiguos.

¿Qué escuchamos de las partes interesadas que asistieron al panel de discusión?

Durante el panel de discusión, los asistentes al panel (de los cuales los preparadores de estados financieros fueron identificados como el grupo de partes interesadas más grande) fueron encuestados sobre el tema que pensaban que era el más desafiante al preparar estados financieros en este período de incertidumbre. Los encuestados identificaron como los más desafiantes el deterioro de activos financieros y la revelación de juicios significativos. Los resultados de la encuesta no fueron sorprendentes: el Consejo ha recibido numerosas preguntas relacionadas con la aplicación de la NIIF 9 Instrumentos financieros durante la pandemia. En respuesta a estas preguntas, en marzo de 2020, se publicó material educativo reiterando los requerimientos de la NIIF 9 sobre el modelo de pérdidas crediticias esperadas (ECL, por sus siglas en inglés) (ver NIIF 9 y COVID-19 Contabilización de Pérdidas Crediticias Esperadas). El material educativo enfatizó que las entidades deben usar toda la información razonable y sustentable que esté disponible para una entidad sin costo o esfuerzo desproporcionado al aplicar la NIIF 9, en lugar de depender de algún criterio mecánico (por ejemplo, tratar los ‘días de gracia’ como evidencia automática de un aumento significativo en el riesgo de crédito) para determinar los cambios en las ECL.

 

CENTRARSE EN LAS REVELACIONES

Las entidades necesitan complementar el rigor en los supuestos y estimaciones con transparencia. El panel exploró las preguntas que los preparadores, auditores e inversores pueden tener sobre la información a revelar.

Requerimientos de información a revelar en las Normas NIIF

El panel discutió los requerimientos de información a revelar sobre supuestos y estimaciones para los estados financieros tanto anuales como intermedios. Para las entidades que informan al final del año calendario, el impacto del COVID-19 fue el primer problema de notificación en su estado financiero intermedio. La NIC 34 Información Financiera Intermedia requiere que las entidades revelen cambios significativos en los supuestos y el efecto de los cambios en los estados financieros en comparación con los reportados en el período anual anterior.

La NIC 1 Presentación de Estados Financieros requiere que las entidades revelen información sobre los juicios realizados que tienen el efecto más significativo en los montos reconocidos y los supuestos y otras fuentes importantes de incertidumbre en la estimación que tienen un riesgo significativo de resultar en ajustes materiales dentro del próximo año financiero. El panel destacó que los usuarios pueden esperar que las entidades revelen no solo los supuestos generales (por ejemplo, supuestos macroeconómicos sobre el crecimiento del PIB y el desempleo) y cómo estos supuestos han cambiado desde el período de presentación anterior, sino también el impacto específico de estos supuestos en la entidad.

Con dicha información, los usuarios pueden comprender los juicios involucrados y hacer su propia evaluación de resultados futuros para hacer mejores comparaciones entre entidades.

¿Cómo deben pensar las entidades sobre las necesidades de información de los usuarios de los estados financieros? Una ilustración

El panel discutió la importancia de una mejor información sobre supuestos significativos tomando el ejemplo de pérdidas crediticias esperadas (Expected Credit Losses o ECL, por sus siglas en inglés) en la NIIF 9 Instrumentos Financieros. Un enfoque de ECL requiere que los prestamistas, como los bancos, utilicen supuestos macroeconómicos prospectivos (como el crecimiento del PIB, tasas de desempleo, cambios en el precio de la vivienda, etc.) como entradas en modelos. Algunas partes interesadas pueden clasificar estos supuestos como supuestos generales porque pueden relacionarse con factores fuera del control del banco. En contraste, los supuestos específicos de la entidad se relacionan con las acciones de una entidad (por ejemplo, la decisión de otorgar préstamos a un sector vulnerable o a algún tipo de prestatario) y características (por ejemplo, su base de clientes).

Cuando dos bancos similares utilizan supuestos generales similares (por ejemplo, sobre las proyecciones de la recuperación económica) y llegan a diferentes saldos de ECL en relación al saldo contable del monto bruto de préstamos otorgados (un índice comúnmente conocido como índice de cobertura), los usuarios desearán información adicional para poder evaluar las diferencias en el índice de cobertura.

Para cada banco, los usuarios desean información que les ayude a comprender hasta qué punto cada saldo de ECL está impulsado por supuestos generales o por supuestos específicos de la entidad que pueden reflejar diferencias en las características del cliente (por ejemplo, minorista frente a comercial), productos crediticios, garantías u otros términos del préstamo. Sin esta información, a los usuarios les resulta difícil hacer comparaciones significativas.

Los requerimientos de la NIIF 7 Instrumentos Financieros: Información a Revelar se desarrollaron considerando las necesidades de los usuarios y la NIIF 7 requiere que las entidades expliquen los factores que afectan la medición de sus ECL.

¿Qué información esperan los usuarios que las entidades proporcionen sobre sus supuestos?

Los usuarios quieren saber qué supuestos se utilizan en los resultados actuales; cómo pueden o no haber cambiado con respecto a períodos anteriores de reportes; y el hasta qué punto estos supuestos son coherentes con la información que utiliza la gerencia para tomar decisiones sobre la gestión del negocio.

Revelaciones ilustrativas de los impactos del COVID-19

Adicionalmente, recientemente se ha emitido un documento denominado “Aplicando la Revelación de las NIIF del Impacto del COVID-19” que brinda revelaciones ilustrativas en las notas considerando el impacto de la pandemia en los diferentes rubros de los estados financieros.

Para descargar dicho documento, puede hacer clic en el siguiente enlace: https://www.ey.com/en_gl/ifrs-technical-resources/applying-ifrs-disclosure-of-covid-19-impact

 

MEDIDAS FINANCIERAS COVID-19 Y OTROS INDICADORES NO FINANCIEROS

Además de hablar sobre el desarrollo y actualización de los supuestos utilizados para preparar los estados financieros, el panel también comentó sobre el uso de indicadores no financieros, que en algunas jurisdicciones podría complementar a los estados financieros.

Los usuarios y reguladores pueden ser cautelosos de los indicadores financieros como subtotales ajustados del estado de resultados, especialmente si estos se basan en estimaciones de ingresos “perdidos”.

Se intensifica el escepticismo de los usuarios ante tales medidas en tiempos de crisis cuando la gerencia puede estar bajo mayor presión para “suavizar” el bajo desempeño reportado en los estados financieros.

La Declaración Global de los Reguladores de Valores sobre la presentación de estados financieros en tiempos del COVID-19 explica que las entidades necesitan evitar oscurecer la presentación de su desempeño mediante el uso de indicadores no financieros. Puede ser inapropiado que las entidades utilicen tales indicadores sin proporcionar una base razonable para los ajustes además de proporcionar una explicación clara del propósito de presentar tales indicadores.

RESUMEN

Este artículo destaca algunos desafíos en la preparación, auditoría y análisis de los estados financieros en un momento de gran incertidumbre.

Es difícil predecir cuándo terminará la crisis económica inducida por el COVID-19 y, hasta entonces, las entidades tienen que seguir operando en un entorno incierto. La incertidumbre interminable crea una mayor necesidad para obtener información clara, transparente y contextual en los estados financieros.

El artículo también destaca que la mayoría de los asistentes a la sesión de la conferencia estuvieron de acuerdo en que los requerimientos de información a revelar de las Normas NIIF son satisfactorios pero que se necesitan mejoras en su aplicación. Brindar claridad en medio de condiciones de incertidumbre no solo es necesario sino también valorado. La incertidumbre no suspende la necesidad de hacer y actualizar estimaciones.

 

Fuente:

Applying IFRS Standards — Impact of covid-19

 

 ¡Domine la NIIF® 9 (NIIF® Completas) y las Secciones 11 y 12 (NIIF® para PYMES)!

TALLER PRÁCTICO INSTRUMENTOS FINANCIEROS BAJO NIIF®

MODELO GENERAL DE DETERIORO DE LA NIIF® 9: LAS 3 ETAPAS

MODELO GENERAL DE DETERIORO DE LA NIIF® 9: LAS 3 ETAPAS

MODELO GENERAL DE DETERIORO DE LA NIIF® 9: LAS 3 ETAPAS

 

La NIIF 9 establece los requerimientos para el reconocimiento y medición de los instrumentos financieros y sustituye a la NIC® 39. Uno de los aspectos destacados de la NIIF 9 es su nuevo modelo para estimar el deterioro de valor de los activos financieros.

Durante la crisis financiera global, el reconocimiento retrasado de las pérdidas crediticias sobre préstamos y otros instrumentos financieros se identificó como una debilidad en las normas de contabilidad existentes. Específicamente, las preocupaciones se plantearon sobre la oportunidad del reconocimiento de las pérdidas crediticias porque el modelo existente de “pérdidas incurridas” de la NIC 39 retrasa el reconocimiento de las pérdidas crediticias hasta que hay evidencia de un suceso de pérdida crediticia.

Los requerimientos de deterioro de valor de la NIIF 9 son la respuesta del IASB a la necesidad de mejorar la contabilidad de los deterioros de valor para instrumentos financieros. En particular, la NIIF 9 establece un nuevo modelo basado en ‘pérdidas crediticias esperadas’.

Dentro de este nuevo modelo para deterioro de valor, podemos distinguir tres etapas:

Etapa 1: Tan pronto como un activo financiero se origina o se compra, las pérdidas crediticias esperadas en los próximos 12 meses se analizan y se reconocen en resultados (a través de una cuenta correctora).

Etapa 2: Si el riesgo de crédito del activo financiero aumenta significativamente desde su reconocimiento inicial, se reconocen las pérdidas crediticias esperadas durante el tiempo de vida del activo.

Etapa 3: El riesgo de crédito de un activo financiero incrementa significativamente hasta el punto que se considera de ‘crédito-deteriorado’. Los activos financieros en esta etapa generalmente se evalúan individualmente.

El principal objetivo del IASB para desarrollar este nuevo modelo de deterioro de valor es proporcionar a los usuarios de los estados financieros información más útil sobre las pérdidas crediticias esperadas de una entidad sobre sus activos financieros para facilitar la evaluación de los montos, calendario e incertidumbre de los flujos de efectivo futuros.

Una entidad aplicará los principios del nuevo modelo para deterioro de valor de la NIIF 9 de forma retroactiva de acuerdo con la NIC 8, y considerando los requerimientos de transición de la NIIF 9.

Con sentimientos de estima y consideración especiales.

Un fuerte abrazo,

Luis A. Chávez – Consultoría y Capacitación

Fuente: Norma Internacional de Información Financiera No. 9 (NIIF® 9) – Instrumentos Financieros.

¡Domine la NIIF® 9 (NIIF® Completas) y las Secciones 11 y 12 (NIIF® para PYMES)!

TALLER PRÁCTICO INSTRUMENTOS FINANCIEROS BAJO NIIF®

LA ‘NIIF® 9 – INSTRUMENTOS FINANCIEROS’ Y EL COVID-19

LA ‘NIIF® 9 – INSTRUMENTOS FINANCIEROS’ Y EL COVID-19

LA ‘NIIF® 9 – INSTRUMENTOS FINANCIEROS’ Y EL COVID-19


 

 

El Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB®) emitió un documento que responde a las preguntas sobre la aplicación de la ‘NIIF 9 – Instrumentos Financieros’ durante la incertidumbre económica producto de la pandemia del COVID-19.

Este documento está destinado a apoyar la aplicación consistente de los requerimientos de las normas NIIF®.

El mencionado documento señala que la NIIF 9 establece un marco general para determinar el monto de ‘pérdidas crediticias esperadas’ (Expected Credit Losses o ECLs, por sus siglas en inglés) que debe ser reconocido. Dicha norma requiere que las pérdidas crediticias esperadas para toda la vida del instrumento (lifetime ECLs) se reconozcan cuando hay un ‘incremento significativo en el riesgo de crédito’ (Significant Increase in Credit Risk o SICR, por sus siglas en inglés) en un instrumento financiero. Sin embargo, la NIIF 9 no establece reglas específicas ni un mecanismo automatizado para determinar cuándo es necesario reconocer las pérdidas crediticias para toda la vida del instrumento. La NIIF 9 tampoco estipula una base rígida o exacta sobre la cual las entidades deben establecer los escenarios futuros a considerar para estimar las pérdidas crediticias esperadas.

Por lo anterior, el documento destaca que la NIIF 9 requiere la aplicación del juicio profesional y, por ende, requiere y permite a las entidades ajustar su enfoque para determinar las ‘pérdidas crediticias esperadas’ (ECLs) en diferentes circunstancias. Algunos supuestos y estimaciones inherentes a la forma en que las ECLs se venían calculado hasta la fecha en la entidad ya no podrían mantenerse en el entorno actual. Las entidades no deberían continuar aplicando su metodología existente para calcular las ECLs de forma mecánica. Por ejemplo, el brindar ‘días de gracia’ en los pagos a todos los deudores o prestatarios, no debería resultar automáticamente en que todos esos instrumentos financieros (cuentas por cobrar o préstamos por cobrar) hayan sufrido un ‘incremento significativo en el riesgo de crédito’ (SICR).

Para evaluar el SICR, la NIIF 9 requiere que las entidades evalúen los cambios en el riesgo de incumplimiento que ocurrirán durante la vida esperada de un instrumento financiero. También requiere que tanto la evaluación del SICR como la medición de las ECLs se basen en datos razonables e información sustentable que estén disponibles para una entidad sin costo o esfuerzo desproporcionado.

La NIIF 9 requiere que las entidades también desarrollen estimaciones basadas en la mejor información disponible sobre eventos pasados, condiciones actuales y pronósticos de las condiciones económicas futuras. Al evaluar el pronóstico de las condiciones económicas futuras, se debe considerar tanto los efectos del COVID-19, como los efectos de las medidas de apoyo llevadas a cabo por el Gobierno.

El documento emitido por el IASB reconoce que es probable que sea difícil en este momento incorporar los efectos específicos del COVID-19 y las medidas de apoyo del Gobierno sobre una base razonable y sustentable en las ECLs. Sin embargo, los cambios en las condiciones económicas deberían reflejarse en escenarios macroeconómicos aplicados por las entidades y en sus ponderaciones de ocurrencia. Si los efectos del COVID-19 no pueden reflejarse en el modelo actual de la entidad para estimar las ECLs, se deberán entonces considerar ajustes o calibraciones al modelo posteriormente. El entorno está sujeto a rápidos cambios, y los hechos y circunstancias actualizados deben seguir siendo monitoreados como nueva información disponible para el modelo.

Aunque las circunstancias actuales son difíciles y crean incertidumbre, si las estimaciones de las ‘pérdidas crediticias esperadas’ (ECLs) se basan en información razonable y sustentable, y no se aplica la NIIF 9 mecánicamente, entonces se puede proporcionar información útil sobre las ECLs. De hecho, en el actual entorno de estrés, la NIIF 9 y las revelaciones en las notas asociadas pueden proporcionar también información útil y transparencia para los usuarios de los estados financieros.

El documento también resalta que el IASB ha estado estrechamente comprometido con muchos reguladores bancarios, de seguros, prudenciales y otros del mercado de valores, con respecto a la aplicación de la NIIF 9 en el contexto de la pandemia del COVID-19. Varios de estos tipos de reguladores han publicado guías orientando sobre la aplicación de la NIIF 9 en el entorno actual (incluida la Autoridad Bancaria Europea, el Banco Central Europeo, la Autoridad Europea de Valores y Mercado, la Autoridad de Regulación Prudencial de Reino Unido y el Consejo de Normas de Contabilidad de Malasia). El IASB invita a las entidades cuyos reguladores han emitido una guía a considerar dicha orientación.

Con sentimientos de estima y consideración especiales.

Atentamente,

Luis A. Chávez

Consultoría y Capacitación.

Fuente: https://tinyurl.com/uk7dcwc

 

 

¡Domine la NIIF® 9 (NIIF® Completas) y las Secciones 11 y 12 (NIIF® para PYMES)!

TALLER PRÁCTICO INSTRUMENTOS FINANCIEROS BAJO NIIF®

LAS ‘PÉRDIDAS CREDITICIAS ESPERADAS’ APLICANDO LA NIIF® 9

LAS ‘PÉRDIDAS CREDITICIAS ESPERADAS’ APLICANDO LA NIIF® 9

LAS ‘PÉRDIDAS CREDITICIAS ESPERADAS’ APLICANDO LA NIIF® 9


 

 

De acuerdo con el párrafo B5.5.35 de la NIIF® 9 – Instrumentos Financieros, una entidad puede utilizar soluciones prácticas para medir las ‘pérdidas crediticias esperadas’. Un ejemplo, de una solución práctica es el cálculo de las pérdidas crediticias esperadas sobre cuentas por cobrar comerciales utilizando una matriz de provisiones.

 

Una matriz de provisiones puede, por ejemplo, especificar tasas de provisiones dependiendo del número de días que una cuenta comercial por cobrar está en mora (por ejemplo, 1 por ciento si no está en mora, 2 por ciento si lo está por menos de 30 días, 3 por ciento si lo está por más de 30 días pero menos de 90 días, 20 por ciento si está en mora entre 90 y 180 días, etc.).

En función de la diversidad de su base de clientes, la entidad utilizaría las agrupaciones apropiadas si su experiencia de pérdidas crediticias históricas muestra patrones de pérdidas diferentes significativas para distintos segmentos de clientes. Ejemplos de criterios que pueden utilizarse para agrupar activos incluyen región geográfica, tipo de producto, calificación del cliente, garantía colateral o seguro de crédito comercial y tipo de cliente (tal como mayorista o minorista).

 

Para este propósito, el párrafo B5.5.51 de la NIIF 9 acota que una entidad no necesita llevar a cabo una búsqueda exhaustiva de información, sino que considerará toda la información razonable y sustentable que esté disponible sin esfuerzo o costo desproporcionado y que sea relevante para estimar las pérdidas crediticias esperadas.

 

La información utilizada incluirá factores que son específicos para el prestatario, las condiciones económicas generales y una evaluación de la dirección pronosticada y la actual de las condiciones en la fecha de presentación. Una entidad puede utilizar varias fuentes de información, que pueden ser internas (específicas de la entidad) y externas. Las fuentes de información disponibles incluyen la experiencia de pérdidas crediticias históricas, calificaciones internas, experiencia de pérdidas crediticias de otras entidades, y calificaciones, informes y estadísticas externas. Las entidades que no tienen fuentes, o son insuficientes, de información específica de la entidad, pueden utilizar experiencia de grupos similares para el instrumento financiero comparable (o grupo de instrumentos financieros).

 

El párrafo B5.5.52 de la NIIF 9 añade que la información histórica es un sostén o base importante desde la cual medir las pérdidas crediticias esperadas. Sin embargo, una entidad ajustará la información histórica, tal como la experiencia de pérdidas crediticias, sobre la base de la información observable actual para reflejar los efectos de las condiciones actuales y su pronóstico de condiciones futuras que no afecten al periodo sobre el cual se basa la información histórica, y eliminar los efectos de las condiciones en el periodo histórico que no son relevantes para los flujos de efectivo contractuales futuros. En algunos casos, la mejor información razonable y sustentable podría ser información histórica no ajustada, dependiendo de la naturaleza de la información histórica y de cuándo se calculó, comparada con las circunstancias en la fecha de presentación y las características del instrumento financiero que está siendo considerado.

 

Las estimaciones de los cambios en las pérdidas crediticias esperadas deberían reflejar y ser congruentes en la dirección con los cambios en la información observable relacionada de periodo a periodo (tal como cambios en las tasas de desempleo, precios de los inmuebles, precios de las materias primas cotizadas, estatus de los pagos u otros factores que son indicativos de la existencia de pérdidas crediticias esperadas sobre el instrumento financiero, en el grupo de instrumentos financieros y en la magnitud de esos cambios). Una entidad revisará regularmente la metodología y supuestos utilizados para estimar las pérdidas crediticias esperadas para reducir las diferencias entre las estimaciones y la experiencia real de pérdidas crediticias esperadas.

 

Con sentimientos de estima y consideración especiales.

 

¡Un fuerte abrazo!

 

Luis A. Chávez

Consultoría y Capacitación.

 

¡Domine la NIIF® 9 (NIIF® Completas) y las Secciones 11 y 12 (NIIF® para PYMES)!

TALLER PRÁCTICO INSTRUMENTOS FINANCIEROS BAJO NIIF®

EL IASB® MODIFICA LAS NIIF® PARA MEJORAR LA INFORMACIÓN A REVELAR SOBRE POLÍTICAS CONTABLES Y ACLARAR LA DISTINCIÓN ENTRE POLÍTICAS CONTABLES Y ESTIMACIONES CONTABLES

EL IASB® MODIFICA LAS NIIF® PARA MEJORAR LA INFORMACIÓN A REVELAR SOBRE POLÍTICAS CONTABLES Y ACLARAR LA DISTINCIÓN ENTRE POLÍTICAS CONTABLES Y ESTIMACIONES CONTABLES

EL IASB® MODIFICA LAS NIIF® PARA MEJORAR LA INFORMACIÓN A REVELAR SOBRE POLÍTICAS CONTABLES Y ACLARAR LA DISTINCIÓN ENTRE POLÍTICAS CONTABLES Y ESTIMACIONES CONTABLES

El Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB®) ha emitido enmiendas a las Normas NIIF. Las enmiendas ayudarán a las empresas a:

  • mejorar la información a revelar sobre políticas contables para que proporcionen información más útil a los inversores y otros usuarios principales de los estados financieros; y
  • distinguir los cambios en las estimaciones contables de los cambios en las políticas contables.

Tras la retroalimentación de que se necesitaba más orientación para ayudar a las entidades a decidir qué información de política contable debe ser revelada, el IASB ha emitido enmiendas a la NIC 1 – Presentación de Estados Financieros.

Las enmiendas a la NIC 1 requieren que las entidades revelen su ‘información sobre políticas contables material o con importancia relativa’ en lugar de solo las ‘políticas contables significativas’.

 

En particular, se añadió la siguiente definición en la NIC 1:

 

“Definiciones

7 Los términos siguientes se usan, en esta Norma, con los significados que a continuación se especifican:

Políticas contables se definen en el párrafo 5 de la NIC 8 Políticas Contables, Cambios en las Estimaciones Contables y Errores y se usa en esta Norma con el mismo significado.”

 

Adicionalmente, se ha añadido el siguiente texto aclaratorio en los requerimientos de la NIC 1:

 

“Información a revelar sobre políticas contables

117 Una entidad revelará información sobre políticas contables material o con importancia relativa (véase el párrafo 7). La información sobre políticas contables es material o tiene importancia relativa si, cuando se considera conjuntamente con otra información incluida en los estados financieros de una entidad, puede razonablemente esperarse que influya en las decisiones que toman los usuarios principales de los estados financieros con propósito general, sobre la base de dichos estados financieros.

 

117A La información sobre políticas contables que está relacionada con transacciones, otros sucesos o condiciones que carecen de materialidad o importancia relativa no es importante y, por ello, no necesita revelarse. La información sobre políticas contables podría, no obstante, ser material o tener importancia relativa debido a la naturaleza de las transacciones, otros sucesos o condiciones relacionados, incluso si los importes no son materiales o carecen de importancia relativa. Sin embargo, no toda la información sobre políticas contables relacionada con transacciones, otros sucesos o condiciones materiales o con importancia relativa es, por sí misma, material o con importancia relativa.

 

117B La información sobre políticas contables se espera que sea material o que tenga importancia relativa si los usuarios de los estados financieros de una entidad la necesitarían para comprender otra información material o con importancia relativa en esos estados financieros. Por ejemplo, una entidad es probable que considere que la información sobre políticas contables es material o tiene importancia relativa para sus estados financieros si dicha información se relaciona con transacciones, otros sucesos o condiciones que son materiales o tienen importancia relativa y;

(a) la entidad modificó su política contable durante el periodo sobre el que se informa, lo que dio lugar a un cambio material o con importancia relativa en la información de los estados financieros;

(b) la entidad eligió la política contable entre una o más opciones permitidas por las NIIF—esta situación podría surgir si la entidad eligió medir las propiedades de inversión a costo histórico en lugar de a valor razonable;

(c) la política contable se desarrolló de acuerdo con la NIC 8, en ausencia de una NIIF que fuese aplicable de forma específica;

(d) la política contable se relaciona con un área para la cual se requiere que una entidad realice juicios o supuestos significativos al aplicar una política contable, y revela esos juicios o supuestos de acuerdo con los párrafos 122 y 125; o

(e) la contabilidad requerida para ellos es compleja y los usuarios de los estados financieros de la entidad no comprenderían, en otro caso, dichas transacciones materiales o con importancia relativa, otros sucesos o condiciones—esta situación podría surgir si una entidad aplica más de una NIIF a una clase de transacciones que materiales o tienen importancia relativa.

 

117C La información sobre políticas contables que se centra en cómo ha aplicado una entidad los requerimientos de las NIIF a sus propias circunstancias, proporciona información específica sobre la entidad que es más útil a los usuarios de los estados financieros que la información estandarizada o la información que solo duplica o resume los requerimientos de las Normas NIIF.

 

117D Si una entidad revela información sobre políticas contables que no es material o carece de importancia relativa, esta información no deberá ensombrecer el resto de información sobre políticas contables.

 

117E La conclusión de una entidad sobre que la información sobre políticas contables no es material o no tiene importancia relativa no afecta a los requerimientos de información a revelar relacionada establecidos en otras NIIF.

 

122 Una entidad revelará, junto con la información sobre políticas contables material o con importancia relativa o en otras notas, los juicios, diferentes de aquéllos que involucren estimaciones (véase el párrafo 125), que la gerencia haya realizado en el proceso de aplicación de las políticas contables de la entidad y que tengan un efecto significativo sobre los importes reconocidos en los estados financieros.

 

125 Una entidad revelará información sobre los supuestos realizados acerca del futuro y otras causas de incertidumbre en la estimación al final del periodo sobre el que se informa, que tengan un riesgo significativo de ocasionar ajustes significativos en el valor en libros de los activos o pasivos dentro del periodo contable siguiente. Con respecto a esos activos y pasivos, las notas incluirán detalles de:

(a) su naturaleza; y

(b) su importe en libros al final del periodo sobre el que se informa.”

 

Por separado, el IASB también ha emitido enmiendas a la NIC 8 – Políticas Contables, Cambios en las Estimaciones Contables y Errores. Las modificaciones aclaran cómo las entidades deben distinguir los cambios en las políticas contables de los cambios en las estimaciones contables.

 

En particular, se añadió la siguiente definición en la NIC 8:

“Estimaciones contables son importes monetarios, en los estados financieros, que están sujetos a incertidumbre en la medición.”

 

Adicionalmente, se ha añadido el siguiente texto aclaratorio en los requerimientos de la NIC 8:

 

“Estimaciones contables 

32 Una política contable podría requerir que elementos de los estados financieros se midan de una forma que comporte incertidumbre en la medición—es decir, la política contable podría requerir que estos elementos se midan por importes monetarios que no pueden observarse directamente y deben ser estimados. En este caso, una entidad desarrolla una estimación contable para lograr el objetivo establecido por la política contable. El desarrollo de estimaciones contables implica el uso de juicios o supuestos basados en la última información disponible que sea fiable. Ejemplos de estimaciones contables incluyen:

(a) una corrección de valor por pérdidas crediticias esperadas, aplicando la NIIF 9 Instrumentos Financieros

(b) el valor neto realizable de un elemento de inventario, aplicando la NIC 2 Inventarios

(c) el valor razonable de un activo o pasivo, aplicando la NIIF 13 – Medición del Valor Razonable

(d) el gasto por depreciación de un elemento de propiedades, planta y equipo aplicando la NIC 16; y

(e) una provisión para obligaciones por garantías concedidas, aplicando la NIC 37 Provisiones, Pasivos Contingentes y Activos Contingentes.

 

32A Para desarrollar una estimación contable, una entidad utiliza técnicas de medición y datos de entrada. Las técnicas de medición incluyen técnicas de estimación (por ejemplo, técnicas utilizadas para medir una corrección de valor por pérdidas crediticias esperadas aplicando la NIIF 9) y técnicas de valoración (por ejemplo, técnicas usadas para medir el valor razonable de un activo o pasivo aplicando la NIIF 13).

32B El término “estimación” en las NIIF, en ocasiones, hace referencia a una estimación que no es una estimación contable tal como se define en esta Norma. Por ejemplo, en ocasiones, hace referencia a un dato de entrada utilizado al desarrollar estimaciones contables.

 

Cambios en las estimaciones contables

34 Una entidad podría necesitar revisar una estimación contable si se produjesen cambios en las circunstancias en que se basa la estimación contable, o como consecuencia de nueva información obtenida, nuevos desarrollos o de poseer más experiencia. Por su propia naturaleza, un cambio en una estimación contable no está relacionada con periodos anteriores ni tampoco es una corrección de un error.

34A Los efectos sobre una estimación contable de un cambio en un dato de entrada o en una técnica de medición son cambios en estimaciones contables, a menos que procedan de la corrección de errores de periodos anteriores.”

 

Esa distinción es importante porque los cambios en las estimaciones contables se aplican prospectivamente solo a transacciones futuras y otros eventos futuros, pero los cambios en las políticas contables generalmente también se aplican retrospectivamente a transacciones pasadas y otros eventos pasados.

Las modificaciones a la NIC 1 y la NIC 8 entrarán en vigencia para los períodos de presentación de informes anuales que comiencen a partir del 1 de enero de 2023, y se permitirá la aplicación anticipada.

 

Con sentimientos de estima y consideración especiales.

 

Atentamente,

 

Luis A. Chávez – Consultoría y Capacitación

Link: https://www.ifrs.org/news-and-events/news/2021/02/iasb-amends-ifrs-standards-accounting-policy-disclosures-accounting-policies-accounting-estimates/

 

 

¡Capacítese a su propio ritmo y horario!

ESCUELA VIRTUAL DE NIIF® Y SU CORRECTO TRATAMIENTO TRIBUTARIO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL IASB® ACLARA LA CONTABILIZACIÓN DE IMPUESTOS DIFERIDOS SOBRE ARRENDAMIENTOS Y PROVISIONES POR DESMANTELAMIENTO

EL IASB® ACLARA LA CONTABILIZACIÓN DE IMPUESTOS DIFERIDOS SOBRE ARRENDAMIENTOS Y PROVISIONES POR DESMANTELAMIENTO

EL IASB® ACLARA LA CONTABILIZACIÓN DE IMPUESTOS DIFERIDOS SOBRE ARRENDAMIENTOS Y PROVISIONES POR DESMANTELAMIENTO

El Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB) emitió modificaciones específicas a la NIC 12, la Norma NIIF sobre Impuestos a las Ganancias, para aclarar cómo las empresas deben contabilizar los impuestos diferidos sobre transacciones tales como arrendamientos y provisiones por desmantelamiento.

 

La NIC 12 – Impuesto a las Ganancias especifica cómo una entidad contabiliza el impuesto a las ganancias (también conocido como Impuesto a la Renta), incluido el impuesto diferido, que representa el impuesto a pagar o recuperar en periodos futuros.

 

En determinadas circunstancias, las entidades están exentas de reconocer impuestos diferidos cuando reconocen por primera vez activos o pasivos. Anteriormente, existía cierta incertidumbre sobre si la exención se aplicaba a transacciones como arrendamientos y provisiones por desmantelamiento, transacciones para las cuales las entidades contabilizan inicialmente tanto un activo como un pasivo simultáneamente.

 

Las modificaciones aclaran que la exención no se aplica y que sí se requiere que las entidades reconozcan impuestos diferidos sobre arrendamientos y provisiones por desmantelamiento. El propósito de las modificaciones es reducir la diversidad en la presentación de información sobre impuestos diferidos en dichas transacciones.

 

En particular, las modificaciones mencionadas añaden al texto original de la NIC 12 el párrafo 22A que indica lo siguiente:

 

“Una transacción que no sea una combinación de negocios puede dar lugar al reconocimiento de un activo y un pasivo y, en el momento de la transacción, no afectar ni a la ganancia contable ni a la ganancia fiscal. Por ejemplo, en la fecha de comienzo de un arrendamiento, un arrendatario normalmente reconoce un pasivo por arrendamiento y el importe correspondiente como parte del costo de un activo por derecho de uso. Dependiendo de la legislación fiscal aplicable, iguales diferencias temporarias imponibles y deducibles pueden surgir en el reconocimiento inicial del activo y pasivo en dicha transacción. La exención prevista en los párrafos 15 y 24 no se aplica a dichas diferencias temporarias y una entidad reconocerá cualquier pasivo y activo por impuesto diferido resultante.”

 

Las modificaciones son efectivas para los períodos anuales de presentación de informes que comiencen a partir del 1 de enero de 2023 y se permite la aplicación anticipada.

 

En particular, las modificaciones mencionadas también han añadido el párrafo 98L que indica que una entidad también, al comienzo del primer período comparativo presentado:

 

(a) reconocerá un activo por impuestos diferidos -en la medida en que sea probable que se disponga de una ganancia fiscal contra la cual se pueda utilizar la diferencia temporaria deducible- y un pasivo por impuestos diferidos por todas las diferencias temporarias deducibles e imponibles asociadas con: 

(i) activos por derecho de uso y pasivos por arrendamiento; y

(ii) provisiones por desmantelamiento, restauración y similares y los montos correspondientes reconocidos como parte del costo del activo relacionado; y

 (b) reconocerá el efecto acumulado de aplicar inicialmente las modificaciones como un ajuste al saldo inicial de las ganancias acumuladas (u otro componente del patrimonio, según corresponda) en esa fecha.

 

 

Con sentimientos de estima y consideración especiales.

 

Atentamente,

 

Luis A. Chávez – Consultoría y Capacitación

 

Fuente: https://www.ifrs.org/news-and-events/news/2021/05/iasb-clarifies-accounting-for-deferred-tax-on-leases-and-decommissioning-obligations/

 

¡Capacítese a su propio ritmo y horario!

ESCUELA VIRTUAL DE NIIF® Y SU CORRECTO TRATAMIENTO TRIBUTARIO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La NIIF® 16 – Arrendamientos (incluida la enmienda por COVID-19)

La NIIF® 16 – Arrendamientos (incluida la enmienda por COVID-19)

 

EL IASB® AMPLÍA SU APOYO A LOS ARRENDATARIOS QUE CONTABILIZAN LAS REDUCCIONES DE ALQUILER RELACIONADAS CON EL COVID-19


 

Recientemente, el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB®, por sus siglas en inglés) ha ampliado por un año adicional el período de aplicación de la solución práctica de la NIIF 16 – Arrendamientos para ayudar a los arrendatarios a contabilizar las reducciones de alquiler relacionadas con el COVID-19.

En respuesta a las peticiones de las partes interesadas y debido a que la pandemia del COVID-19 todavía está en su apogeo, el IASB ha extendido el alivio por un año para cubrir las reducciones de alquiler que reducen solo los pagos de arrendamiento que vencen hasta el 30 de junio de 2022 o antes.

 

La enmienda a la solución práctica de la NIIF 16 – Arrendamientos ahora expresa lo siguiente:

“La solución práctica se aplica solo a las reducciones del alquiler que ocurran como consecuencia directa de la pandemia del COVID-19 y solo si se cumplen las siguientes condiciones:

(a) el cambio en los pagos por arrendamiento da lugar a la revisión de la contraprestación por el arrendamiento que es sustancialmente la misma, o menor, que la contraprestación por el arrendamiento inmediata anterior al cambio;

(b) cualquier reducción en los pagos por arrendamiento afecta únicamente los pagos originalmente vencidos hasta el 30 de junio de 2022 (por ejemplo, una reducción del alquiler cumpliría esta condición si diera lugar a una reducción de los pagos por arrendamiento hasta el 30 de junio de 2022 y a un incremento en los pagos por arrendamiento que se prolongue más allá del 30 de junio de 2022); y

(c) no existe un cambio sustancial en los otros términos y condiciones del arrendamiento.”

 

La enmienda es efectiva para los períodos anuales de presentación de informes que comiencen a partir del 1 de abril de 2021.

Con sentimientos de estima y consideración especiales.

Atentamente,

Luis A. Chávez.

 

¡Capacítese a su propio ritmo y horario!

ESCUELA VIRTUAL DE NIIF® Y SU CORRECTO TRATAMIENTO TRIBUTARIO

 

 

 

 

 

 

 

 

ANÁLISIS DE ‘NEGOCIO EN MARCHA’ EN TIEMPOS DE COVID-19

ANÁLISIS DE ‘NEGOCIO EN MARCHA’ EN TIEMPOS DE COVID-19

ANÁLISIS DE ‘NEGOCIO EN MARCHA’ EN TIEMPOS DE COVID-19


 

 

Una decisión fundamental que la gerencia debe tomar al preparar estados financieros aplicando las Normas NIIF® es si se deben preparar bajo la hipótesis de negocio en marcha. En el actual entorno económico complejo que surge por causa de la pandemia del COVID-19, muchas entidades han experimentado una caída significativa en sus ingresos, rentabilidad y, por lo tanto, liquidez, lo que puede generar dudas sobre su capacidad para continuar operando como negocio en marcha. Para estas entidades, decidir si se requiere que los estados financieros se preparen bajo la hipótesis de negocio en marcha puede, por lo tanto, implicar un mayor grado de juicio de lo habitual.

En este contexto, la Fundación IFRS® ha publicado recientemente material educativo para ayudar a las entidades a aplicar los requerimientos de negocio en marcha. Dicho material educativo se ha publicado para respaldar la aplicación consistente de las Normas NIIF®, y se basa en los requerimientos existentes.

Las entidades que preparan estados financieros utilizando las Normas NIIF deben evaluar su capacidad para continuar como negocio en marcha. En el actual entorno económico complejo que surge de la pandemia del COVID-19, decidir si los estados financieros deben prepararse bajo la hipótesis de negocio en marcha puede implicar un mayor grado de juicio de lo habitual. Para apoyar a las entidades, el material educativo reúne los requisitos de las Normas NIIF relevantes para la evaluación de negocio en marcha.

La mayoría de las partes interesadas están familiarizadas con el análisis específico de negocio en macha y los requerimientos relacionados en la NIC 1 – Presentación de Estados Financieros para revelar las incertidumbres importantes relacionadas con la capacidad de una entidad para continuar como negocio en marcha. Sin embargo, las preguntas planteadas sobre el ‘negocio en marcha’ en los últimos meses han resaltado la relevancia de otros requerimientos de información a revelar “generales” presentes en la NIC 1 que interactúan con los requerimientos específicos de negocio en marcha. Considerar esta interacción es un paso importante en la identificación de revelaciones significativas requeridas por las Normas NIIF; es probable que esas revelaciones sean relevantes para los usuarios de los estados financieros. Un aspecto de esta interacción se destacó en una Decisión de Agenda de 2014 publicada por el Comité de Interpretaciones de las NIIF. Este documento no solo resume el contenido de esa Decisión de Agenda, sino que también destaca otras posibles interacciones que podrían ser relevantes.

Evaluación de negocio en marcha

Al preparar estados financieros, ya sean anuales o intermedios, la NIC 1 requiere que la gerencia evalúe la capacidad de la entidad para continuar como negocio en marcha. La Norma define negocio en marcha explicando que los estados financieros se preparan bajo la hipótesis de negocio en marcha a menos que la gerencia pretenda liquidar la entidad o cesar en su actividad, o bien no tenga otra alternativa más realista que proceder de una de estas formas.

El párrafo 26 de la NIC 1 establece que los factores que la gerencia puede necesitar considerar al evaluar si la hipótesis de negocio en marcha es apropiada son aquellos factores que se relacionan con la rentabilidad actual y esperada de la entidad, el calendario de pagos de la deuda y las fuentes potenciales de sustitución de la financiación existente. En el actual entorno económico complejo, una entidad puede verse afectada por una gama más amplia de factores que en el pasado. La NIC 1 requiere que la gerencia tenga en cuenta toda la información disponible sobre el futuro.

Por lo tanto, la gerencia puede necesitar considerar esta gama más amplia de factores antes de poder concluir si es apropiado preparar estados financieros bajo la hipótesis de negocio en marcha. Por ejemplo, entre los factores que la gerencia puede necesitar considerar se encuentran los efectos de cualquier cierre temporal o reducción de las actividades de la entidad, las posibles restricciones a las actividades que pudieran imponer los Gobiernos en el futuro, la disponibilidad continua de cualquier apoyo gubernamental y los efectos de cambios estructurales a más largo plazo en el mercado (como cambios en el comportamiento de los clientes).

Al evaluar si se deben preparar estados financieros sobre la base de un negocio en marcha, la NIC 1 requiere que la administración observe al menos 12 meses desde el final del período de presentación de informes, pero enfatiza que la perspectiva no se limita a 12 meses. Algunas reglamentaciones nacionales exigen que se considere el negocio en marcha durante 12 meses a partir de la fecha en que se autoriza la publicación de los estados financieros. Considerar períodos de tiempo mayores a 12 meses no es inconsistente con los requerimientos de la NIC 1, que establece un período mínimo, no un máximo.

 

Una evaluación dinámica

El material educativo resalta que las circunstancias que afectan la evaluación de la gerencia sobre la capacidad de la entidad para continuar como un negocio en marcha pueden cambiar rápidamente en el entorno actual.

El párrafo 14 de la NIC 10 – Hechos Ocurridos después del Periodo sobre el que se Informa explica que la evaluación de la gerencia del uso de una base de preparación de negocio en marcha necesita reflejar el efecto de los eventos que ocurren después del final del período sobre el que se informa hasta la fecha en que los estados financieros están autorizados para su publicación. Esto podría requerir que la gerencia actualice las evaluaciones de la base de preparación de negocio en marcha y las decisiones sobre qué revelaciones son necesarias. Si, antes de que se autorice la publicación de los estados financieros, las circunstancias se deterioran de modo que la gerencia ya no tenga otra alternativa más realista que cesar en su actividad, los estados financieros no deben prepararse bajo la hipótesis de negocio en marcha.

 

La revelación en notas es clave

La preparación o no de estados financieros bajo la hipótesis de negocio en marcha es una decisión binaria, pero las circunstancias en las que las entidades preparan estados financieros bajo la hipótesis de negocio en marcha variarán ampliamente.

Las circunstancias pueden variar desde cuando una entidad es rentable y no tiene problemas de liquidez, hasta cuando apenas puede para preparar los estados financieros bajo la hipótesis de negocio en marcha – después de considerar cualquier acción atenuante planificada por la gerencia.

La decisión de la gerencia se basará en supuestos y juicios que, en el entorno actual, pueden implicar más incertidumbre que en el pasado. Por lo tanto, es importante que una entidad considere no solo los requerimientos de información a revelar específicos relacionados con la hipótesis de negocio en marcha del párrafo 25 de la NIC 1, sino también los requerimientos de información a revelar generales de la NIC 1. Estos requerimientos incluyen los del párrafo 122 relacionados con los juicios que tienen el impacto más significativo sobre los importes reconocidos en los estados financieros. En el actual entorno económico complejo, es más probable que los usuarios de los estados financieros se centren en las revelaciones relacionadas con la hipótesis de negocio en marcha.

Las preguntas que los usuarios podrían hacerse podrían incluir: cómo los supuestos que la gerencia ha utilizado para llegar a su conclusión sobre la hipótesis de negocio en marcha se relacionan con los supuestos que sustentan otros aspectos de los estados financieros.

 

Aplicación de los requerimientos de la NIC 1

Como se puede observar en el diagrama anterior, en un extremo del rango de negocio en marcha, en el Escenario 1, se encuentra una entidad que tiene operaciones rentables y no tiene problemas de liquidez y para la cual no existen dudas significativas sobre su capacidad para continuar como negocio en marcha. Para dicha entidad, aparte de la necesidad de describir la base de preparación, no existen requerimientos de información a revelar específicos relacionados con el negocio en marcha. También es menos probable que se hayan involucrado juicios significativos para llegar a la conclusión de preparar los estados financieros bajo la hipótesis de negocio en marcha.

En el otro extremo del rango de negocio en marcha, en el Escenario 3, existe una entidad que está cerca de dejar de ser un negocio en marcha. Suponga que la entidad tiene pérdidas, la demanda de sus bienes o servicios ha disminuido rápidamente y sus facilidades de financiamiento vencerán en los próximos 12 meses. En este escenario, la gerencia ha concluido -después de considerar toda la información relevante, incluida la viabilidad y eficacia de las acciones que planea tomar- que es apropiado preparar los estados financieros bajo la hipótesis de negocio en marcha. No obstante, la gerencia concluye que existen incertidumbres importantes relacionadas con eventos o condiciones que pueden arrojar dudas significativas sobre la capacidad de la entidad para continuar como negocio en marcha; por ejemplo, podría haber una incertidumbre considerable sobre la capacidad de la gerencia para ejecutar su estrategia de reestructuración para abordar la demanda reducida y renovar o reemplazar la financiación. En tal escenario, el párrafo 25 de la NIC 1 requiere que una entidad revele las incertidumbres importantes relacionadas con su capacidad para continuar como negocio en marcha. Al hacerlo, la entidad identifica que esas incertidumbres pueden generar dudas significativas sobre su capacidad para continuar como negocio en marcha.

En el Escenario 3, es probable que la conclusión de preparar los estados financieros bajo la hipótesis de negocio en marcha haya involucrado un juicio significativo. Si este es el caso, además de revelar las incertidumbres significativas como lo requiere el párrafo 25, la entidad también debe aplicar los requerimientos de información a revelar del párrafo 122 relacionados con el juicio de que la hipótesis de negocio en marcha sigue siendo apropiada. Al aplicar estos requerimientos, la entidad considera qué información es material sobre (a) los eventos o condiciones que arrojan dudas significativas sobre la capacidad de la entidad para continuar como negocio en marcha y (b) la viabilidad y eficacia de las acciones o planes de la gerencia en respuesta a esos eventos o condiciones.

Ahora considere el Escenario 2. Suponga que los hechos son similares al Escenario 3, excepto que después de considerar la viabilidad y eficacia de las acciones que planea la gerencia, se concluye que se espera que se mitiguen las incertidumbres importantes; por ejemplo, la gerencia podría haber comenzado a ejecutar un cambio de rumbo estratégico que muestra suficiente evidencia de éxito, incluida la identificación de fuentes alternativas viables de financiamiento. El Comité de Interpretaciones consideró un escenario similar en 2014. En su Decisión de Agenda, el Comité destaca que si, después de considerar las acciones atenuantes planificadas por la gerencia, se llegase a la conclusión de que no existen incertidumbres materiales, aquello habría implicado un juicio significativo y, por lo tanto, los requerimientos de revelación del párrafo 122 se aplicarían a los juicios realizados al concluir que no quedan incertidumbres importantes.

Otro ejemplo de requerimientos de información a revelar generales en la NIC 1 que también podrían ser relevantes, especialmente en casos de situaciones cercanas a dejar de ser un negocio en marcha, son los requerimientos relacionados con las causas de incertidumbre en las estimaciones, en los párrafos 125 a 133. Estos párrafos requieren que una entidad revele información sobre los supuestos que hace sobre el futuro, y otras causas importantes de incertidumbre en las estimaciones al final del período sobre el que se informa, que tienen un riesgo significativo de resultar en un ajuste material a los importes en libros de los activos y pasivos dentro del próximo ejercicio económico.

 

¿Qué debe hacer una entidad si no es un negocio en marcha?

Del diagrama mostrado previamente, considere el Escenario 4: una entidad que ya no es un negocio en marcha.

La NIC 1 explica que la base de preparación de negocio en marcha ya no es apropiada cuando la gerencia tiene la intención de liquidar la entidad o cesar en su actividad, o bien no exista otra alternativa más realista que proceder de una de estas formas.

En tales casos, si la entidad prepara estados financieros aplicando las Normas NIIF, no los prepara bajo la hipótesis de negocio en marcha.

La NIC 1 no especifica una base alternativa para preparar los estados financieros si la entidad ya no es un negocio en marcha. El párrafo 25 de la NIC 1 requiere que la entidad revele el hecho de que los estados financieros no han sido preparados bajo la hipótesis de negocio en marcha y las razones por las cuales la entidad no se considera como un negocio en marcha, así como también revelar la base sobre la cual los estados financieros han sido preparados.

 

Un asunto de actualidad

Como se describió anteriormente, los requisitos generales de las Normas NIIF ya requieren que las entidades revelen información sobre juicios significativos relacionados con la evaluación de la hipótesis de negocio en marcha.

Sin embargo, dada la mayor sensibilidad en el entorno actual en las evaluaciones de negocio en marcha y la importancia de la revelación relacionada, la hipótesis de negocio en marcha ha sido un tema de discusión entre los emisores de normas contables. Por ejemplo, el Consejo de Normas de Contabilidad de Nueva Zelanda ha modificado sus normas, que son equivalentes a las Normas NIIF, para especificar requerimientos de información a revelar adicionales relacionados con la hipótesis de negocio en marcha. Dichos nuevos requerimientos se basan en los requerimientos generales de la NIC 1 resaltados anteriormente: requieren explícitamente la revelación de información que se esperaría que se proporcione como resultado de considerar esos requerimientos generales en el contexto de una evaluación de negocio en marcha.

La hipótesis de negocio en marcha también es un tema que está siendo considerado por el Consejo de Normas Internacionales de Auditoría y Aseguramiento (IAASB, por sus siglas en inglés). En septiembre de 2020, el IAASB publicó un Documento de Discusión sobre el Fraude y el Negocio en Marcha en una Auditoría de Estados Financieros: Exploración de las Diferencias entre las Percepciones Públicas sobre el Papel del Auditor y las Responsabilidades del Auditor en una Auditoría de Estados Financieros. El Documento de Discusión destaca los requerimientos de auditoría y los requerimientos de la NIC 1 cuando existen incertidumbres significativas relacionadas con el negocio en marcha, y explica que el IAASB está interesado en las perspectivas sobre si el concepto de, y los requerimientos relacionados con una incertidumbre importante en las normas de auditoría están suficientemente alineados con los requerimientos de las Normas NIIF.

Por último, el material educativo señala que el tema de negocio en marcha ha sido identificado como un posible punto de la agenda que se tratará en la próxima Consulta de Agenda del IASB. Mientras tanto, es importante recordar lo que requieren las Normas NIIF actualmente aplicables en relación con las evaluaciones de negocio en marcha: información a revelar no sólo sobre incertidumbres importantes sino también sobre juicios significativos.

 

Agradeciendo su gentil atención.

Con sentimientos de estima y consideración especiales.

Atentamente,

Luis A. Chávez – Consultoría y Capacitación

Fuente: https://cdn.ifrs.org/-/media/feature/news/2021/going-concern-jan2021.pdf?la=en

 

¡Capacítese a su propio ritmo y horario!

 ESCUELA VIRTUAL DE NIIF® Y SU CORRECTO TRATAMIENTO TRIBUTARIO

APLICANDO LAS NORMAS NIIF® PARA EL CIERRE DE ESTADOS FINANCIEROS 2020: EL IMPACTO DEL COVID-19 EN EL USO DE ESTIMACIONES Y LAS REVELACIONES EN NOTAS

APLICANDO LAS NORMAS NIIF® PARA EL CIERRE DE ESTADOS FINANCIEROS 2020: EL IMPACTO DEL COVID-19 EN EL USO DE ESTIMACIONES Y LAS REVELACIONES EN NOTAS

APLICANDO LAS NORMAS NIIF® PARA EL CIERRE DE ESTADOS FINANCIEROS 2020: EL IMPACTO DEL COVID-19 EN EL USO DE ESTIMACIONES Y LAS REVELACIONES EN NOTAS


 

 

El año 2020 fue testigo de la crisis económica más extrema del siglo XXI. A diferencia de las recesiones ocurridas en las dos últimas décadas, esta crisis es el resultado de una pandemia provocada por el coronavirus (COVID-19). Para la mayoría de las entidades, operar en un entorno económico desafiante, en medio de una mayor incertidumbre, se ha sumado a la complejidad de reportar el impacto del COVID-19 en sus estados financieros.

El presente artículo se basa en las opiniones de un panel interdisciplinario sobre ‘Aplicando las Normas NIIF® en el 2020: el impacto del COVID-19’ llevado a cabo en la Conferencia Virtual de la Fundación IFRS en septiembre de 2020.

El panel exploró los desafíos que enfrentan: las entidades al preparar sus estados financieros, los auditores al auditar dichos estados financieros, y los inversores al tomar decisiones basadas en la información reportada.

HACIENDO ESTIMACIONES EN MEDIO DE LA INCERTIDUMBRE E INCORPORANDO EXPECTATIVAS CAMBIANTES

El panel discutió algunas preguntas sobre la preparación, la auditoría y el análisis de las estimaciones en los estados financieros en un momento de mayor incertidumbre.

¿Qué significa un futuro incierto para hacer estimaciones en los estados financieros?

Los entornos inciertos hacen más desafiante la estimación de varios elementos en los estados financieros para las entidades. Por ejemplo, la administración utiliza proyecciones de flujos de efectivo futuros al realizar pruebas deterioro de activos no financieros como plusvalía (goodwill); reconocimiento y medición del deterioro de activos financieros; evaluar si continuar con la hipótesis de negocio en marcha es apropiada en la preparación de los estados financieros; y medir el valor razonable de los activos financieros.

Con gran incertidumbre sobre el futuro, la gerencia puede encontrar que hacer algunas de estas estimaciones puede ser más desafiante que en otros años.

¿Cuáles son algunos desafíos asociados con las expectativas cambiando frecuentemente?

Un alto grado de incertidumbre en el ambiente de operación de una entidad es probable resulte en una mayor frecuencia de cambios en las expectativas de la gerencia acerca del futuro. Los cambios en el entorno externo (por ejemplo, nuevas medidas de confinamiento o una relajación de tales medidas) es probable que motiven actualizaciones en los planes de operación de la gerencia.

Los cambios frecuentes en las expectativas también crean una mayor demanda de los usuarios para obtener información actualizada. La gerencia y los auditores pueden sentirse preocupados al preparar y auditar los estados financieros en tales circunstancias.

Los miembros del panel señalaron que el aumento de la incertidumbre no es una razón para “congelar” las estimaciones a las del período anterior (antes del COVID-19), y que, a pesar del entorno difícil, las estimaciones aún necesitan ser actualizadas.

Los miembros del panel señalaron que la gerencia debe apropiarse de las estimaciones utilizadas en los estados financieros, y que la gerencia tiene procesos robustos para proporcionar evidencia y bases apropiadas para estas estimaciones.

El siguiente cuadro muestra un enfoque esperado al incorporar las expectativas cambiantes por el COVID-19 en los estados financieros:

 

¿Los reguladores y auditores terminarán utilizando posteriormente un enfoque retrospectivo para cuestionar las estimaciones que fueron hechas por la gerencia?

La revisión sólida y oportuna de los directivos de la entidad, así como de los auditores externos, es necesaria y saludable; sin embargo, la gerencia puede estar preocupada por ser cuestionada en retrospectiva meses después.

Los reguladores mundiales de valores han emitido una declaración reconociendo que no es incorrecto utilizar información potencialmente imperfecta en la preparación de los estados financieros, siempre que la gerencia utilice la mejor información disponible para emitir juicios bien razonados y fundamentados.

Los miembros del panel señalaron que la mejor manera para que la gerencia evite ser cuestionada es tener un proceso sólido para desarrollar supuestos que incluya una revisión y discusión oportunas tanto internamente (por ejemplo, por el comité de auditoría) como externamente (por los auditores).

¿Qué información sobre los supuestos una entidad debería considerar para revelación en los estados financieros?

Revelar cuando fuera relevante:

  • supuestos claves utilizados;
  • cambios en los supuestos desde el último período de informe;
  • el impacto de los cambios en los supuestos desde el último período sobre el que se informa sobre los montos en los estados financieros;
  • el uso del juicio (por ejemplo, otros supuestos que la gerencia consideró y los motivos por los que optó por no utilizarlos); y
  • sensibilidades a los supuestos clave.

¿Qué pasa con el riesgo de que los resultados reales puedan ser diferentes de las estimaciones?

Algunos emisores de normas nacionales han intervenido para proporcionar orientación no autorizada para ayudar a las entidades a desarrollar sus mejores estimaciones; con una mayor necesidad de información por parte de los usuarios, los emisores de normas también recuerdan a las entidades que revelen sus supuestos.

Los miembros del panel señalaron que un resultado real que difiere de una estimación es probable en momentos de mayor incertidumbre y no significa que la estimación haya sido un error. El panel también destacó la importancia de actualizar y revelar los cambios en los supuestos clave o revelar la continuidad de los supuestos antiguos.

¿Qué escuchamos de las partes interesadas que asistieron al panel de discusión?

Durante el panel de discusión, los asistentes al panel (de los cuales los preparadores de estados financieros fueron identificados como el grupo de partes interesadas más grande) fueron encuestados sobre el tema que pensaban que era el más desafiante al preparar estados financieros en este período de incertidumbre. Los encuestados identificaron como los más desafiantes el deterioro de activos financieros y la revelación de juicios significativos. Los resultados de la encuesta no fueron sorprendentes: el Consejo ha recibido numerosas preguntas relacionadas con la aplicación de la NIIF 9 Instrumentos financieros durante la pandemia. En respuesta a estas preguntas, en marzo de 2020, se publicó material educativo reiterando los requerimientos de la NIIF 9 sobre el modelo de pérdidas crediticias esperadas (ECL, por sus siglas en inglés) (ver NIIF 9 y COVID-19 Contabilización de Pérdidas Crediticias Esperadas). El material educativo enfatizó que las entidades deben usar toda la información razonable y sustentable que esté disponible para una entidad sin costo o esfuerzo desproporcionado al aplicar la NIIF 9, en lugar de depender de algún criterio mecánico (por ejemplo, tratar los ‘días de gracia’ como evidencia automática de un aumento significativo en el riesgo de crédito) para determinar los cambios en las ECL.

 

CENTRARSE EN LAS REVELACIONES

Las entidades necesitan complementar el rigor en los supuestos y estimaciones con transparencia. El panel exploró las preguntas que los preparadores, auditores e inversores pueden tener sobre la información a revelar.

Requerimientos de información a revelar en las Normas NIIF

El panel discutió los requerimientos de información a revelar sobre supuestos y estimaciones para los estados financieros tanto anuales como intermedios. Para las entidades que informan al final del año calendario, el impacto del COVID-19 fue el primer problema de notificación en su estado financiero intermedio. La NIC 34 Información Financiera Intermedia requiere que las entidades revelen cambios significativos en los supuestos y el efecto de los cambios en los estados financieros en comparación con los reportados en el período anual anterior.

La NIC 1 Presentación de Estados Financieros requiere que las entidades revelen información sobre los juicios realizados que tienen el efecto más significativo en los montos reconocidos y los supuestos y otras fuentes importantes de incertidumbre en la estimación que tienen un riesgo significativo de resultar en ajustes materiales dentro del próximo año financiero. El panel destacó que los usuarios pueden esperar que las entidades revelen no solo los supuestos generales (por ejemplo, supuestos macroeconómicos sobre el crecimiento del PIB y el desempleo) y cómo estos supuestos han cambiado desde el período de presentación anterior, sino también el impacto específico de estos supuestos en la entidad.

Con dicha información, los usuarios pueden comprender los juicios involucrados y hacer su propia evaluación de resultados futuros para hacer mejores comparaciones entre entidades.

¿Cómo deben pensar las entidades sobre las necesidades de información de los usuarios de los estados financieros? Una ilustración

El panel discutió la importancia de una mejor información sobre supuestos significativos tomando el ejemplo de pérdidas crediticias esperadas (Expected Credit Losses o ECL, por sus siglas en inglés) en la NIIF 9 Instrumentos Financieros. Un enfoque de ECL requiere que los prestamistas, como los bancos, utilicen supuestos macroeconómicos prospectivos (como el crecimiento del PIB, tasas de desempleo, cambios en el precio de la vivienda, etc.) como entradas en modelos. Algunas partes interesadas pueden clasificar estos supuestos como supuestos generales porque pueden relacionarse con factores fuera del control del banco. En contraste, los supuestos específicos de la entidad se relacionan con las acciones de una entidad (por ejemplo, la decisión de otorgar préstamos a un sector vulnerable o a algún tipo de prestatario) y características (por ejemplo, su base de clientes).

Cuando dos bancos similares utilizan supuestos generales similares (por ejemplo, sobre las proyecciones de la recuperación económica) y llegan a diferentes saldos de ECL en relación al saldo contable del monto bruto de préstamos otorgados (un índice comúnmente conocido como índice de cobertura), los usuarios desearán información adicional para poder evaluar las diferencias en el índice de cobertura.

Para cada banco, los usuarios desean información que les ayude a comprender hasta qué punto cada saldo de ECL está impulsado por supuestos generales o por supuestos específicos de la entidad que pueden reflejar diferencias en las características del cliente (por ejemplo, minorista frente a comercial), productos crediticios, garantías u otros términos del préstamo. Sin esta información, a los usuarios les resulta difícil hacer comparaciones significativas.

Los requerimientos de la NIIF 7 Instrumentos Financieros: Información a Revelar se desarrollaron considerando las necesidades de los usuarios y la NIIF 7 requiere que las entidades expliquen los factores que afectan la medición de sus ECL.

¿Qué información esperan los usuarios que las entidades proporcionen sobre sus supuestos?

Los usuarios quieren saber qué supuestos se utilizan en los resultados actuales; cómo pueden o no haber cambiado con respecto a períodos anteriores de reportes; y el hasta qué punto estos supuestos son coherentes con la información que utiliza la gerencia para tomar decisiones sobre la gestión del negocio.

Revelaciones ilustrativas de los impactos del COVID-19

Adicionalmente, recientemente se ha emitido un documento denominado “Aplicando la Revelación de las NIIF del Impacto del COVID-19” que brinda revelaciones ilustrativas en las notas considerando el impacto de la pandemia en los diferentes rubros de los estados financieros.

Para descargar dicho documento, puede hacer clic en el siguiente enlace: https://www.ey.com/en_gl/ifrs-technical-resources/applying-ifrs-disclosure-of-covid-19-impact

 

MEDIDAS FINANCIERAS COVID-19 Y OTROS INDICADORES NO FINANCIEROS

Además de hablar sobre el desarrollo y actualización de los supuestos utilizados para preparar los estados financieros, el panel también comentó sobre el uso de indicadores no financieros, que en algunas jurisdicciones podría complementar a los estados financieros.

Los usuarios y reguladores pueden ser cautelosos de los indicadores financieros como subtotales ajustados del estado de resultados, especialmente si estos se basan en estimaciones de ingresos “perdidos”.

Se intensifica el escepticismo de los usuarios ante tales medidas en tiempos de crisis cuando la gerencia puede estar bajo mayor presión para “suavizar” el bajo desempeño reportado en los estados financieros.

La Declaración Global de los Reguladores de Valores sobre la presentación de estados financieros en tiempos del COVID-19 explica que las entidades necesitan evitar oscurecer la presentación de su desempeño mediante el uso de indicadores no financieros. Puede ser inapropiado que las entidades utilicen tales indicadores sin proporcionar una base razonable para los ajustes además de proporcionar una explicación clara del propósito de presentar tales indicadores.

RESUMEN

Este artículo destaca algunos desafíos en la preparación, auditoría y análisis de los estados financieros en un momento de gran incertidumbre.

Es difícil predecir cuándo terminará la crisis económica inducida por el COVID-19 y, hasta entonces, las entidades tienen que seguir operando en un entorno incierto. La incertidumbre interminable crea una mayor necesidad para obtener información clara, transparente y contextual en los estados financieros.

El artículo también destaca que la mayoría de los asistentes a la sesión de la conferencia estuvieron de acuerdo en que los requerimientos de información a revelar de las Normas NIIF son satisfactorios pero que se necesitan mejoras en su aplicación. Brindar claridad en medio de condiciones de incertidumbre no solo es necesario sino también valorado. La incertidumbre no suspende la necesidad de hacer y actualizar estimaciones.

 

Fuente:

Applying IFRS Standards in 2020— Impact of covid-19

Link:

https://cdn.ifrs.org/-/media/feature/news/2020/inbrief-covid19-oct2020.pdf?la=en

 

¡Capacítese a su propio ritmo y horario!

TALLER VIRTUAL DE CIERRE DE ESTADOS FINANCIEROS BAJO NIIF®

EL FUTURO DE LOS ‘INFORMES DE SOSTENIBILIDAD’

EL FUTURO DE LOS ‘INFORMES DE SOSTENIBILIDAD’

EL FUTURO DE LOS ‘INFORMES DE SOSTENIBILIDAD’


 

 

El término ‘informes o información sobre sostenibilidad’ se utiliza como frase general para hacer referencia a la información relacionada con asuntos ‘medioambientales, sociales y de gobernanza’ (ESG, por sus siglas en inglés).

Durante la última Conferencia de la Fundación IFRS y la 37ª. Sesión de la UNCTAD-ISAR de la ONU -eventos a los cuales tuvimos el honor de ser invitados- se hizo énfasis en que existe una importante necesidad para mejorar la congruencia y la comparabilidad de la información sobre sostenibilidad. Un conjunto de normas comparables y congruentes permitirá a las empresas aumentar la confianza del público a través de una mayor transparencia de sus iniciativas sostenibles, que serán útiles para los inversores e incluso para una audiencia más amplia en un contexto en el que la sociedad está pidiendo iniciativas para combatir el cambio climático.

La demanda de mejor revelación de información sobre sostenibilidad es apremiante. Muchos interesados (entre los que se incluyen inversores y preparadores, bancos centrales, reguladores, responsables de políticas públicas, firmas de auditoría y otros proveedores de servicios) reconocen que los retrasos en la congruencia a nivel mundial, sobre todo en revelaciones relacionadas con el clima, aumentarán la amenaza de información fragmentada y no comparable y, en consecuencia, causarán dificultades a la hora de interactuar con los mercados de capitales para facilitar la transición a una economía de bajo contenido de carbono. Muchos países se han comprometido a apuntar unas fechas objetivo para lograr las emisiones netas de carbono cero y las normas de información podrían desarrollar un papel clave para ayudar a lograr estos objetivos.

Los grandes inversores institucionales exigen una mejor divulgación de los riesgos climáticos y los indicadores de sostenibilidad. Estos inversores utilizan los informes de sostenibilidad para informar sus decisiones y quieren información comparable y verificable. Los inversores son, junto con las empresas, la fuerza impulsora detrás del creciente número de pedidos de información de sostenibilidad clara, coherente y comparable.

Un número cada vez mayor de empresas se compromete a desarrollar sus informes de sostenibilidad. Dicho compromiso está impulsado por la regulación, el comportamiento del consumidor, la demanda de los inversores y el reconocimiento del impacto que la gestión de los riesgos de sostenibilidad puede tener en la creación de valor a largo plazo. Muchos consideran que la práctica actual de información a revelar sobre sostenibilidad es ineficiente debido a la falta de estándares comúnmente aceptados y la incapacidad de comparar la información reportada. Las empresas también carecen de claridad sobre cómo deben informar sobre el impacto del cambio climático y la transición a una economía verde.

Los bancos centrales, como impulsores importantes de la estabilidad financiera, se centran cada vez más en los riesgos relacionados con el clima y la sostenibilidad de manera más amplia. Los reguladores prudenciales están comenzando a incorporar análisis climáticos en las pruebas de estrés, y las pruebas de estrés regulatorias de bancos y aseguradoras incluyen cada vez más estimaciones de los impactos del cambio climático.

La participación de los reguladores en los informes de sostenibilidad está influenciada por las posiciones de política pública de sus gobiernos. En consecuencia, las opiniones de los reguladores sobre los informes de sostenibilidad son más prominentes en algunas regiones, como Europa o China, donde los reguladores bancarios y de valores son líderes clave de las iniciativas políticas. Sin embargo, la Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO, por sus siglas en inglés) también está considerando actualmente cómo sus miembros podrían participar en los informes de sostenibilidad.

En respuesta a las iniciativas de política pública para abordar el cambio climático, las empresas deberán adaptar sus modelos de negocio para ser compatibles con los objetivos de emisiones netas de carbono cero que las principales jurisdicciones han establecido en línea con los mercados financieros que están evolucionando hacia aquello. Los formuladores de políticas también esperan que, en sus informes, las empresas tengan que considerar iniciativas de políticas públicas globales relacionadas con el cambio climático.

Las firmas de auditoría y otros proveedores de servicios desarrollan y evalúan marcos de información. Las firmas de auditoría podrían desempeñar un papel importante a la hora de ofrecer garantías si se estandarizaran los informes de sostenibilidad y se proporcionara la información.

Ya existen muchas iniciativas importantes de informes de sostenibilidad, incluidas aquellas a nivel regional. Cuando los desafíos son globales, lo más óptimo serían las soluciones globales que funcionen en armonía con las iniciativas regionales.

Existe un número creciente de solicitudes de estandarización y comparabilidad de los informes sobre estos asuntos. Algunos han argumentado que la Fundación IFRS debería desempeñar un papel en esta área. Una de las razones es que las Normas NIIF®, desarrolladas por el organismo de establecimiento de normas de la Fundación, el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB®, por sus siglas en inglés), se requieren para su uso en más de 140 países.

La Fundación IFRS se estableció para desarrollar un conjunto único de estándares contables aceptados a nivel mundial. Es la organización que está detrás de las Normas NIIF. Los Fideicomisarios son responsables de la dirección estratégica y el gobierno de la Fundación, así como de la supervisión del IASB.

La Fundación IFRS revisa su estrategia cada cinco años, y se está preparando para tal revisión ahora. Es una oportunidad para considerar cuestiones estratégicas clave en este contexto.

Para este propósito, los Fideicomisarios de la Fundación IFRS publicaron un ‘Documento de Consulta de Información sobre Sostenibilidad’ para evaluar la demanda de normas o estándares globales de sostenibilidad y evaluar si la Fundación podría contribuir al desarrollo de dichos estándares y en qué medida.

El Documento de Consulta estableció las posibles formas en que la Fundación podría contribuir al desarrollo de estándares globales de sostenibilidad ampliando su mandato actual más allá del desarrollo de estándares de información financiera y utilizando su experiencia en el establecimiento de estándares internacionales, sus procesos de establecimiento de estándares bien establecidos y respaldados, y su estructura de gobierno.

Una posible opción descrita en el documento es que la Fundación establezca un Consejo de Normas de Sostenibilidad (Sustainability Standards Board, SSB). El nuevo consejo, SSB, podría operar junto con el IASB bajo la misma estructura de gobierno de tres niveles, basarse en los desarrollos ya existentes sobre marcos y normas de sostenibilidad, y colaborar con otros organismos e iniciativas en sostenibilidad, centrándose inicialmente en asuntos relacionados con el clima.

El SSB podría aprovechar y adaptar el proceso de emisión de normas, los procedimientos a seguir y la red de la Fundación IFRS. El SSB podría promocionar la aplicación y el uso congruentes de estas nuevas normas sobre sostenibilidad y contribuir a la colaboración internacional, cooperación y coordinación entre organismos que informan sobre sostenibilidad, gobiernos, reguladores y otros interesados para lograr una mayor convergencia.

El SSB trabajaría junto con el IASB y los dos consejos se beneficiarían de la creciente interconexión entre la información financiera y la información sobre sostenibilidad. Algunos consideran que utilizar el conocimiento base de la profesión contable es un componente vital en el desarrollo de mediciones de alta calidad y congruentes y requerimientos de información a revelar en la información sobre sostenibilidad.

Las partes interesadas también podrían beneficiarse si una única organización desarrollase requerimientos para la información financiera y la información sobre sostenibilidad. En concreto, tal emisor de normas podría ayudar a reducir la complejidad de forma significativa: el IASB y su personal podrían colaborar con el SSB; sus conocimientos se utilizarían para desarrollar sinergias de investigación. Los consejos necesitarían mecanismos formales e informales para comunicarse y dialogar para desarrollar estos vínculos y crear sinergias.

El ‘Documento de Consulta de Información sobre Sostenibilidad’ que se publicó en español puede ser descargado a través del siguiente enlace:

https://cdn.ifrs.org/-/media/project/sustainability-reporting/consultation-paper-on-sustainability-reporting-spanish.pdf

 

Certificado de Participación en el ‘Accounting Workshop’ (Taller de Contabilidad) de la ONU

Certificado de Participación en el ‘Accounting Workshop’ (Taller de Contabilidad) organizado por la United Nations Conference on Trade and Development (UNCTAD) – International Standards of Accounting and Reporting (ISAR), de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), llevado a cabo el 30 de octubre de 2020.

Fue una grata experiencia participar en el Accounting Workshop de la ONU, en nuestro compromiso con la mejora continua y la excelencia profesional, para brindar de esta manera siempre un servicio de alta calidad en la aplicación de las NIIF® y las últimas tendencias a nivel mundial en el ámbito contable-financiero.

Certificado de participación en la Conferencia de la Fundación IFRS® (2020)

Certificado de participación en la Conferencia de la Fundación IFRS® (2020) con miembros del Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB®).
Definitivamente, ha sido también una grata experiencia participar en esta conferencia virtual, en compromiso con la mejora continua y la excelencia profesional, y brindar de esta manera siempre un servicio actualizado y de alta calidad, en la aplicación de las NIIF®.

 

Agradeciendo su gentil atención al presente.

Con sentimientos de estima y consideración especiales.

Atentamente,

Luis A. Chávez

Fuentes:

https://www.ifrs.org/news-and-events/2020/11/trustee-chairs-keynote-to-unctad-on-sustainability-reporting/

https://www.ifrs.org/news-and-events/2020/09/ifrs-foundation-trustees-consult-on-global-approach-to-sustainability-reporting/

 

¡Capacítese a su propio ritmo y horario!

ESCUELA VIRTUAL DE NIIF Y SU CORRECTO TRATAMIENTO TRIBUTARIO